Saltar al contenido

Sándwich croque monsieur

octubre 22, 2018

Hola amigos. Hoy os voy a enseñar cómo preparar en casa el croque monsieur de película.

El famosísimo sándwich francés que conquistó el estómago de millones de personas. Os voy a enseñar todos los trucos y secretos para que podáis hacer el croque monsieur como el del restaurante. Estos trucos y secretos perteneces a los chefs franceses especializados en este sándwich. El sándwich sale muy jugoso, crujiente y con un sabor deliciosos.

Lleva jamón, queso, bechamel y mostaza. Enciende el horno a 225 ºC con calor de arriba y abajo.

Para hacer la bechamel pon la sartén a fuego medio Corta 20 g de mantequilla y échala en la sartén. Una vez la mantequilla esté derretida añade la harina Rehoga la harina 1 – 2 minutos Añade 1 pizca de sal.

Echa por encima 250 ml de leche fría. Remueve muy bien Añade 1 hoja de laurel y 1 diente de ajo pelado. Es uno de los secretos de croque monsieur de restaurante Añade 1 pizca de nuez moscada.

Añade una 1 cdta de mostaza, a ser posible la de Dijon. Cuece la salsa hasta que espese. Deshecha la hoja de laurel y el ajo. El laurel y el ajo le dan a la salsa un toque único, al igual que la mostaza, pero si no te gustan los puedes omitir.

Ralla 100 g de queso, a ser posible el queso gruyer. También queda muy rico con queso cheddar maduro pero puedes usar el queso que tengas. Yo voy utilizar el pan especial para sandwiches. El pan de molde o de caja del supermercado te sirve perfectamente.

Coloca en la bandeja 4 rebanadas de pan. Tuéstalo en el horno 2 minutos por cada lado. Es para que seque un poco por fuera y no se reblandezca cuando pongamos por encima la bechamel. Así los sandwich quedarán más buenos. Es otro de los secretos que marcan la diferencia.

Unta las rebanadas con un poco de mostaza. Si no te gusta mucho la mostaza puedes omitir este paso ya que la bechamel lleva el toque de mostaza necesario. Untalas con la bechamel. Espolvoréalas con queso rallado Pon por encima el jamón cocido o jamón york.

Junta dos rebanadas formando los sandwich Cúbrelos por encima con bechamel y queso rallado. Mételos en el horno. Hornéalos 10 o hasta que queden como a ti te gusta. Sácalos del horno y sírvelos enseguida

La bechamel está buenísima. Tiene muchísimo sabor. El laurel que he echado, el ajo y también la mostaza le dan un toque y sabor más profundo y bueno. Vamos, ¡mejor imposible! No quiero que se acabe nunca. Los bordes del sándwich están especialmente deliciosos.

Muy crujientes. Y con el queso son una auténtica delicia. Este sándwich ha disco apoteósico. Te lo recomiendo de todos corazón. Cuéntame en los comentarios qué tal te pareció la receta.

Y, si te ha gustado, compártela en las redes sociales con tus amigos. Hasta la próxima.